CRÓNICAS SIAMESAS I – (Mayo/Junio 2018)

Mayo se extingue. Ha sido un mes raro…, en lo meteorológico y en lo sindical. El viento y la lluvia ha retrasado hasta junio el  “mayo florido y hermoso” de los refranes y con ello se han retrasado también los síntomas de las alergias, nunca hay mal que por bien no venga. Pero los desajustes de esta primavera loca han afectado también los comportamientos del principal sindicato profesional del país. Hay días, semanas y meses que más que como un sindicato de clase se comporta como la central sindical del Partido Popular. Los síntomas se manifiestan tanto en campus lejanos, como el de la Universidad Rey Juan Carlos, como en nuestros propias “carnes”. No tienen empacho en participar en las dudosas prácticas imperantes en la Universidad de Cristina Cifuentes, ni en utilizar el  mismo tipo de argumentación que María Dolores de Cospedal en el caso de la Universidad de Málaga.

El mes comenzó con un revés en los tribunales para los intereses de CC.OO., sindicato que había iniciado una acción judicial contra SiAM con la que pretendía ganar en la sala de lo social lo que habían perdido en las urnas. De haber ganado aquella acción, el sindicato profesional hubiera paralizado y anulado todas las promociones y ofertas públicas de empleo que se han puesto en marcha en los últimos meses (en algunos casos ya se han resuelto totalmente), con el consiguiente perjuicio para todos los compañeros y compañeras que se han beneficiado de las mismas. La iniciativa jurídica de CC.OO. fue secundada por UGT (por una decisión del aparato provincial del sindicato en contra de la opinión de la sección de la UMA) y por CGT (el sindicato en el que militamos los miembros de SiAM hasta que nos dimos cuenta de que muchos de sus dirigentes aspiraban a encadenar liberaciones hasta la jubilación final… cualquier cosa antes que trabajar).

El juzgado de lo social número 11 de Málaga, dio cumplida respuesta el día 2 de mayo, al intento de limitar los derechos fundamentales de nuestros afiliados. Un pleito iniciado por CC.OO. y secundado alegremente por las estructuras dirigentes de otros dos sindicatos, supuestamente de clase (UGT y CGT), que destinan el tiempo y los fondos que les facilitan el Estado y sus afiliados a coartar derechos fundamentales de terceros, en lugar de recuperar lo perdido en los años de mayorías absolutas de  CC.OO.

Ninguno de los tres sindicatos profesionales, puede aguantar que un grupo de trabajadores trate de recuperar el control de los instrumentos que tienen para defender sus derechos (los sindicatos son solo eso). Nuestra primera respuesta a la sentencia judicial, trato de ser corta y no excesivamente sangrante. Pensábamos que CC.OO y sus mariachis en esta aventura serían prudentes y dejarían de remover un asunto que, en el mejor de los casos, les iba a dejar en evidencia y que, en el peor, iba a lesionar derechos de trabajadores que han logrado sus promociones y sus plazas en buena lid…, pero nos equivocamos. De ahí, un segundo comunicado remitido recientemente, tras tener conocimiento del recurso de la sentencia.

La estrategia judicial nos parece torpe, pero mucho más legítima que otro tipo de prácticas que también han florecido durante este interminable mes de mayo. Durante todo este tiempo, y antes de que nos quitáramos el sayo, la legión de liberados del sindicato profesional por excelencia se ha dedicado a intoxicar a casi toda la plantilla (nos lo han confirmado desde distintos servicios y centros de trabajo) asegurando que SiAM éramos un sindicato vendido a la empresa, que traicionábamos a los intereses de los trabajadores, no deteniéndose en la crítica al grupo sino cayendo en la crítica y descalificación personal hacia los compañeros y compañeras que se estaban batiendo el cobre en las negociaciones. Contra la intoxicación boca/oreja, contra  los chismes y las descalificaciones verbales no podemos defendernos, ni siquiera argumentar. Sólo vosotras podéis determinar si lo que os comentan los sindicalistas profesionales se parece a la realidad.

En SiAM, los recursos jurídicos no los hemos utilizado nunca (hasta el momento) contra otro sindicato o contra otros compañeros. Los hemos utilizado y hemos ganado para defender los intereses de trabajadores interinos que habían sido despedidos sin indemnización. ¿dónde estaban los servicios jurídicos de CC.OO.. UGT y CGT en ese momento? ¿Pleiteando contra SiAM? Pues también en eso hemos ganado, al menos de momento, el pleito iniciado por CC.OO., pensábamos que la cosa no iba a ir a más, pero en la última reunión del Comité de Empresa nos enteramos que el sindicato profesional preparaba un recurso en el que, básicamente, utiliza la misma argumentación que Cospedal para desacreditar la sentencia de la Gürtel. Como el PP, va a tratar de encontrar un tribunal en instancias superiores que vea la realidad tal como la ven ellos (tanto las Consejerías de Empleo y de Enseñanza, la Universidad de Málaga y la Agencia Tributaria no comparten la visión del mundo de CC.OO, pero qué más da…lo importante es desgastar a  los trabajadores que han osado amenazar el alpiste de los profesionales del sindicalismo). En SiAM estamos bastante tranquilos, porque entendemos que tenemos razón y porque queremos pensar que los sindicatos mayoritarios no tienen el control de los juzgados de lo social que si tiene el PP sobre el Tribunal Supremo y el CGPJ.

Para los que no lo sepáis, SiAM es el sindicato que está dando cobertura a la huelga indefinida del PDI laboral, mal contratado y muy explotado. ¿Dónde estaba CC.OO. cuando se celebró la asamblea del personal más precario de la UMA? ¿Intoxicando a los trabajadores asegurándoles que SiAM es un sindicato favorable a la empresa? No sabemos cómo casan ellos sus acusaciones con la realidad… es posible que ni lo intenten y sigan la vieja táctica de “Difama que algo queda…”

Es cierto que en SiAM actuamos con libertad, aunque, de momento, totalmente coordinados en el sector del PAS y en el del PDI. Como primera instancia siempre tratamos de solucionar los problemas mediante el diálogo y la negociación, pero no nos causa problemas acudir a los tribunales para defender a trabajadores frente a la empresa y tampoco tenemos inconveniente en facilitar la tarea a los trabajadores cuando se organizan y deciden luchar por sus derechos cuando se burlan de ellos. No somos de convocar  huelgas a golpe de silbato, cuando los dirigentes deciden que hay que convocar, pero respaldamos las decisiones de asambleas de trabajadores cuando sienten que los compromisos de la dirección de la UMA son papel mojado.

En el ámbito del PAS, mantenemos la apuesta por la negociación por dos motivos: porque hemos conseguido y seguimos consiguiendo plazas, promociones y derechos que se había dejado por el camino CC.OO. y porque no vemos que la plantilla del PAS esté motivada para iniciar movilizaciones más potentes para denunciar el robo masivo al que hemos sido sometidos, ni nos parece dispuesta a grandes sacrificios para recuperar esos derechos.

Podemos estar equivocados, pero de momento, nuestro análisis nos lleva más a la negociación que a la confrontación. ¿Nos equivocamos? ¿Estáis realmente dispuestos a dar la cara y a luchar por vuestros derechos? ¿O seguimos negociando para ir recuperando poco a poco lo perdido? Pensar que se puede lograr mucho más sin mover el pandero se nos antoja cosa sobrenatural que se puede negociar directamente con el departamento de milagros de la Virgen del Rocío. En ese negociado, SiAM no es representativo.

Para finalizar, nos gustaría compartir con vosotros y de manera especial con los compañeros de CC.OO. una noticia publicada recientemente por El Diario y que hace referencia algunas prácticas extrañas puestas en práctica por secciones sindicales del principal sindicato profesional del país.  Puede que seamos ingenuos, pero no nos cabe en la cabeza que un sindicato pueda permitir actuaciones como las que se atribuyen a sindicalistas que hayan actuado como los de la URJC. Se nos antoja complicado, incluso compartir siglas con personas que utilizan la representación que les otorgan los trabajadores en beneficio personal.  ¿Alguien se imagina a sindicalista de CC.OO. de nuestra universidad poniendo en marcha políticas electoralistas o nepotistas? Es más ¿alguien se puede imaginar que en los tiempos de los recortes, cuando el sindicato profesional controlaba todos los órganos de representación, algún dirigente de la sección sindical accediera a alguna vicegerencia o alguna otra sinecura digital (a dedo) a cambio de paz social? ¡¡Qué barbaridad!!…, por favor. Estamos seguros que el gabinete jurídico de CC.OO. en la UMA combatirá el insoportable ocio que les lleva a pleitear contra SiAM  con una campaña por tierra, mar y aire para limpiar el buen nombre de su sindicato que ha sido ensuciado por su sección en la URJC… ¿o apuntarán al mensajero?

 

Los cronistas siameses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *